martes, 30 de marzo de 2010

Analizame 33 - Nirvana

Lo siguiente ni ahí es analizable, sin embargo hay mucho.
¡Que lo disfruten tanto como yo!




Nora - ¿Cómo estás?

YO – Tranquila…

Nora – Bien… ¿No?

YO – No sé…

Nora – No entiendo ¿No estuviste trabajando en todo este tiempo para lograr paz y tranquilidad?

YO – ¡Tampoco quiero estar muerta!

Nora – (Me mira como si estuviera loca)

YO – Paz y tranquilidad me sonó a muerte… No se Nora, es medio embole estar en paz. Yo se que parezco la gata flora y que lograr la tranquilidad fue un trabajo arduo y todo eso, pero ahora que estoy tranquila estoy re aburrida, hasta me siento Buda…

Nora – Lo que pasa es que bancarse llegar a una buena etapa es un trabajo. Ya lo vimos varias veces, estar mal es muy fácil, llorás, hacés escándalo, la gente dice “pobre chica, mirala está hecha mierda prestémosle atención”, pero todo esto cambia cuando lograste salir de ese lugar. Ahora ya no reina la ansiedad, ni la confusión, ahora como vos bien dijiste antes, en el mundo de Buda, reina la tranquilidad y la paz… Ahora bien ¿Qué pasa con esto?
Mirá, si nos ponemos a hablar dentro del idioma de Buda, esto que me contas equivale a Verdad y cuando acá hablo de verdad, hablo de consciencia, hablo de saber qué es lo que querés y de un control propio. No es joda ser Buda…

YO – Re místico, sabés que lo místico para mi es una mierda, no creo en eso, prefiero poner en el altar a Freud antes que a Buda.

Nora – Me parece interesante este camino, así que no nos vamos a desviar.

YO – Ok, te soy sincera, a mi esto de la tranquilidad me desilusionó, que querés que te diga, yo creí que lo peor que te podía pasar es estar en crisis y la verdad que hablando en términos de Buda, como vos querés, llegar a “mi” Nirvana, porque logré mi paz y mi tranquilidad ¿Entendés?, bueno para mi esto es un embole.

Nora – Es que justamente en términos de Buda, no llegaste al nirvana, sino que llegaste al equilibrio que es diferente.

YO – Me chupa un huevo, me aburro Nora, por lo menos antes cuando mi vida era un kilombo me divertía. No es de soberbia, pero ahora que “esas cosas” que antes me afectaban ya dejaron de afectarme, me pego un embole importante y tampoco da buscarme otros kilombos para estar entretenida.
A ver… No quiero ser una siddhartha y andar por la vida enseñándole a todo el mundo cómo mierda tiene que vivir para llegar a su paz interior, igual es obvio que no es tan simple. Todo el mundo siempre pero siempre pide paz, pide tranquilidad y yo siento que llegué a ese estadio, pero sinceramente es un horror, imaginate un mundo en paz y tranquilo dónde no existiera conflicto ni nada por resolver, sería terrible, sería un mundo tan maduro que estaríamos mas cerca de caernos del árbol que de contemplar el paisaje desde la altura.

Nora – Quizá la madurez irónicamente es caerte del árbol, separarte de lo que te sostiene.

YO – ¡Ahora tengo miedo!

Nora – Es muy interesante lo que dijiste, por un lado ¿Es el papel de los hombres contemplar? Depende de qué tipo de hombre hablemos y por otro lado algo básico, la paz y la tranquilidad no son estadios constantes, por lo menos para los “mundanos”

YO – Es verdad.

Nora – Justamente, a medida que avanzamos en la vida podemos hablar de verdades, de “verdades personales”, de consciencia propia, podemos decir como vos dijiste recién “es verdad”, porque conocemos y vamos creando nuestro propio espacio de comodidad según el momento en qué estemos.

YO – ¿Nuestro Propio Nirvana? Digo porque hablaste de verdad.

Nora – Llamalo como quieras.

YO - Re filósofica está siendo esta sesión.

Nora – No, todo lo contrario, esta sesión está siendo “re” mundana. De hecho acordate de Platón y sus mundos, el mundo sensible y el mundo inteligible. El mundo inteligible es el de las ideas, es el de la contemplación, nosotros en cambio para él estamos en el mundo sensible, intentando imitar al otro mundo, si bien seguro por momentos en nuestra vida vamos a contemplar, no va a ser eso lo que predomine.

YO – Amo la visión platónica de las cosas y más del amor, y si, me quedo con Platón antes que con Buda y su “nirvana”.

Nora – Y claro, la sensación “like smells teen spirits” es platónica sin dudas.

YO – (Sonrío) Me acuerdo que la semana que se murió Kurt Cobain, me fui a comprar la revista generación X, leí la carta de despedida que dejó y pensé: La puta madre, lo mató el sistema, me puso muy triste ¿Lo habrá matado su propio nirvana?

Nora - ¡Dios mío que ingenuidad, con razón te gusta tanto Platón! ¿De verdad pensás que Kurt Cobain se suicidó?

Me atranganté a tal punto que me dio un vaso de agua y con un tono sarcástico me dijo:

Nora – Evidentemente veo que te quedan más cosas por descubrir, qué suerte que últimamente estés en plena tranquilidad y paz, digo, así no te es tan traumático el proceso de descubrimiento.





¡Yegua! Igual la adoro.
Llegué a casa y puse Nevermind, definitivamente me di cuenta que una parte mía necesitaba saltar.
Y si les dio ganas de saltar, acá tienen:



http://www.youtube.com/watch?v=hTWKbfoikeg

martes, 23 de marzo de 2010

Analizame 32 - Nunca más

YO - Estuve pensando muy seriamente en mi carrera… no sé, me faltan 5 materias y la termino, pero te soy sincera, ya no sé si tiene sentido. Yo sé que me vas a contestar que faltándome tan poco debería terminarla, pero no pasa por ahí, simplemente me cansé, ya no es como antes.

Nora – ¿Y cómo era antes?

YO – Era genial. Me acuerdo que entré en la facultad pensando que iba a poder cambiar el mundo… Me levantaba a las 6 de la mañana para ir al CBC, me hice muchos amigos re parecidos a mí, leía textos que jamás hubiera leído, y además los analizaba con gente -la mayoría - totalmente capacitada y talentosa…

Nora - ¿Te acordás de la mejor clase de CBC?

YO – Obvio, inolvidable. Fueron 2 clases dentro de la materia sociología. Fue genial, teníamos tres profesores. Dos de ellos eran un embole, pero había uno que explicaba desde el alma… No me acuerdo el nombre del flaco, solo que era un tipo que estaba cumpliendo una condena en una cárcel y que ese año iba a salir en libertad. Este profesor se había recibido de sociólogo en la cárcel y por su buena conducta y cambio en su vida, le permitían salir a darnos clases, era un groso, de hecho explicaba Foucault, los dos encuentros con “Vigilar y castigar” fueron impecables.

Nora - ¿Y la carrera? ¿Cómo fue al principio?

YO – Uffff de todo. Los primeros años fueron jodidos, pero igual me encantaba ir, me hice muchos amigos, me puse de novia, la típica vida universitaria… Después te pasa que como vivimos en un mundo en donde la cultura y lo social no son valorados desde lo profesional, todo lo que aprendes es minimizado y es desvalorado.

Nora – Un título de la UBA en Ciencias Sociales no me parece poca cosa.

YO – No lo es Nora, pero en la práctica no tiene valor…

Nora – No estoy de acuerdo… ¿Qué paso después de los primeros años de facultad?

YO – Después pasó que me enamoré de la publicidad, y la UBA quedó bastante atrás, obviamente siempre quise a la UBA y no me olvidé nunca de ella, por eso con el tiempo volví a dar más materias, pero ahora no sé… Siento que me cansé, que es mucho esfuerzo para nada. No sé como explicarte, yo amo mi carrera, pero siento que no tiene sentido.

Nora - ¿Qué amas de la facultad?

YO – Muchas cosas… La UBA creo que es una de las mejores experiencias que una persona que ama determinadas disciplinas puede vivir. Por mi parte entrenó mi reflexión, mi pensamiento crítico, mi capacidad de análisis, me junto con personas muy parecidas a mí, me dio mucho, pero también hoy siento que eso que te nombre no sirve en la práctica, es simplemente una linda ideología… Obviamente que si le preguntas esto a gente de derecho, económicas, medicina o diseño te van a contestar otra cosa, pero sociales se vive desde otro lugar.

Nora – ¿Un amor que mata?

YO – Es verdad, de hecho lo siento así.

Nora – Me imagino que con todo lo que habrás leído tendrás tus referentes.

YO – Muchos, demasiados… Todos lucharon por algo en cada momento, por ejemplo hoy si tengo que nombrarte uno ese es sin duda Walsh.

(Dejo de hablar, se me cerró la garganta, pasan como 3 minutos de silencio)

Nora – Me nombrás a Walsh y dejás de hablar ¡Sos muy obvia!

Tomo aire para no mandarla a la mierda.

YO – Lo admiro demasiado, leo su obra y me emociono, de hecho llega esta fecha y me es inevitable no acordarme de él.

Nora – Hablás como si lo hubieras conocido

YO – Sos muy irónica, pero sí, yo creo que a mi forma lo conocí, o por lo menos conocí su obra que era lo que él buscaba.


Nora – ¿Mirás Lie to me?

YO – (Sonrío) Si, lo miro. Igual te digo algo, odio la gente que por ver una temporada y media de la serie cree que sabe detectar mentiras…

Nora – Claro, eso no es estudiar, eso no es un esfuerzo.

YO – Y no…

Nora – Te hable de Lie to me, para ponerte en contexto con el tema de las expresiones, que en la serie se ve muy bien. Cuando te escucho hablar de la facultad y cuando te veo, tanto en tu discurso como en tus expresiones no noto enojo, ni falta de interés, todo lo contrario, noto tristeza, veo decepción.

YO – (se me hace un nudo en la garganta nuevamente)

Nora – En este momento se me viene a la cabeza un capítulo en donde el Dr Lightman habla con Rita, cuando Rita quiere renunciar al trabajo a causa de su decepción por un caso. Lightman habla con ella sobre los diferentes talentos que tiene una persona y le marca su talento de poder encontrar, de forma natural, la mentira en las personas.

YO – Si, me acuerdo, de hecho cuando lo vi, lo primero que pensé fue “esta piba está muerta de miedo”.

Nora – Si, miedo y acá se parece a vos.

YO – ¿Eh?

Nora - En todo esto hay algo clave que es RESPONSABILIDAD. Cuando te hablé del capítulo de Lie to me, una de las cosas básicas del episodio es que el profesor le dice a Rita que si ella quería podía dejarlo todo, pero debía saber que tenía una responsabilidad debido a su talento.Vos me podés contestar “Nora yo no soy Rita” lo cual es verdad, sin embargo tenés otras características que es tu responsabilidad aprovecharlas.
Me hablás de un Walsh, no es cualquier tipo ese hombre y no porque escribiera bien (que por cierto era excelente haciéndolo), sino por su causa, por sus ideales y por sobre todo: POR SU DENUNCIA CONSTANTE.
Vos también vas por la vida denunciando y te cuento algo, una de las cosas que dijiste antes fue “reflexión y pensamiento crítico” Y yo te digo, escuchame bien porque no lo voy a repetir: NO ME JODAS. Reflexión y crítica si estás dispuesta lo podes adquirir, lo podés aprehender (con h), en cambio la denuncia es una forma de vida. Walsh denunciaba. En tu facultad, te vas a encontrar a una fila de pelotudos que van por los pasillos repitiendo textos, tirando abajo teorías, escribiendo papers y mostrándole al mundo cuán inteligentes y capaces son, pero el mundo no se cambia en un aula, ni aumentando una biblioteca propia, se cambia denunciando, haciendo sentido en todo aquello que el sentido común no presta atención, que lo toma como natural cuando en realidad no lo es ¿Te suena lo que te digo?

YO – Si, aparecieron Gramsci y Verón…

Nora – Veo que estudiaste… Para que me entiendas: Vos, vas por la vida denunciando, cuando algo no te gusta no tenés el menor reparo en expresarlo de una forma clara, precisa y plantar una posición. Cuando algo no te gusta, vas para adelante, lo expresas, discutís y no te quedás hablando sola, discutís con otro, planteas polémica… Querida en este mundo hipócrita en dónde la mayoría intenta quedar bien, eso es un gran talento y como le dijo Lightman a Rita, es tu responsabilidad ¿por qué? Porque no te pertenece, ni a vos ni a ninguno, eso es justamente lo que hacen los apasionados con su talento, hacen obra y comparten sus frutos con la humanidad, y esto ya no te lo digo como psicóloga, te lo digo como compañera de lucha, porque yo también fui a la UBA, y esa institución no es sólo una búsqueda de profesión es plantar un posición.

YO – No quiero bajar los brazos Nora, pero yo no soy como Walsh.

Nora – Claro que no, Walsh hay uno solo, vos sos vos y como te dije antes, eso no es poca cosa. Podés dejar la facultad, pero lamentablemente en el contexto que me estás contando y teniendo en cuenta quién sos, eso es bajar los brazos.




Salí de la sesión, me tomé el 36, me bajé en parque centenario, a media cuadra de la facultad, y compré los textos que me faltaban para comenzar el próximo lunes en la facu., pero por sobre todas las cosas, me prometí a mi misma no bajar los brazos nunca más.

Dedicado a todos aquellos que lucharon por sus ideales desde la acción, principalmente al señor Rodolfo Walsh, un hombre que merece todo mi respeto, porque discursos llenos de sentido leí y escuché un montón, pero ejemplos de resistencia como la suya, lo vi muy pocas veces.

El 24 todos a la plaza a gritar Nunca Más, porque el grito y la resistencia son una gran forma de vida.

lunes, 1 de marzo de 2010

Analizame 31 - Old school.

YO – Facebook es una mierda.

Nora – La verdad no sé, no tengo.

YO – Creo que voy a cerrar mi cuenta de Facebook.

Nora - ¿Para tanto?

YO – Si Nora… de hecho con esta jodita de que en Facebook está todo el mundo, terminé invitada a una reunión con mis ex compañeras de colegio, que sinceramente no tengo ganas de ir… una re cagada…

Nora – Entonces no vayas…

YO – No da no ir, todas van a ir…

Nora – Claro, si no vas te van a poner ausente… ¿cuántas faltas podés tener?

YO - ¿Me estás cargando?

Nora – No, estoy hablando en la misma lógica que vos.

YO - ¿En qué lógica?

Nora – En la de estudiantina. En la lógica de adolescente que por un lado tiene mandatos: Ir al colegio, faltando lo menos posible, como así también estar inmersa en un grupo de pertenencia, por una necesidad de sobrevivir a los pesares de la adolescencia.

YO – No es así…

Nora – Suena así. Si no querés ir, entonces no vayas, no tenés la obligación. Es obvio que volver a ver a personas que tuvieron una influencia muy fuerte en un momento en donde tu personalidad se iba formando, hoy con muchos años más es bastante movilizante… pero no significa que tengas que ser parte de eso. Muchas de las personas que vayan obviamente van a querer recordar momentos y que todas sean amigas de nuevo, otras en cambio, van a querer mostrar sus logros, algunas están tan al pedo que juntarse les representa su salida y otras ni siquiera se van a gastar en ir porque su vida cambio y eligen vivir su presente… ahora yo te pregunto a vos: ¿querés ir?

YO – No.

Nora - ¿Por qué no?

YO – Porque ellas no tienen que ver conmigo, con quien soy, con lo que quiero, con lo que elijo… ya pasó esa época.

Nora – Entonces, “faltá” y si te vuelven a invitar y tampoco querés ir, volvé a faltar, porque a diferencia de la adolescencia, la adultez trata un poco de “quedarse libre” de situaciones de incomodidad, porque en la adultez, las faltas ya no son irresponsabilidad, sencillamente son ELECCIONES.
Como diría un gran dicho que está corriendo mucho hoy en día: “Que Facebook no una, lo que el tiempo separó”.





Al otro día fui a trabajar, a primera hora teníamos una reunión con uno de los clientes, que gracias a dios, por problemas personales faltó, por lo cual tuve hora libre, que me permitió entrar a Facebook, y además de jugar sin parar a “Word Island”, también pude borrar 40 contactos que no tenían sentido en mi perfil.



Post dedicado a mis amigos actuales, más conocidos por mí, como una manga de mentes envidiables, pero por sobre todas las cosas, una manga de mentes heterogéneas.



Un dibujo que encontré y me gustó.


http://2.bp.blogspot.com/_MuC5Brbh1Lk/SyAuSgr9VZI/AAAAAAAABaM/L3TKm7C3-qE/s1600-h/facebook.jpg